Saltar al contingut

Contacta Facebook Google plus Instagram

Cirugía Vascular

varices

La insuficiencia venosa crónica, también conocida como varices o venas varicosas, son venas hinchadas a causa de una acumulación anómala de sangre debido a la debilidad, a menudo heredada, en las paredes y válvulas de las venas superficiales. Esto hace que las venas se ensanchen y se dilaten, de manera que la sangre se acumula fácilmente cuando una persona permanece de pie durante mucho tiempo.
Las varices aparecen más frecuentemente en mujeres y la herencia genética juega un papel fundamental, así como los trabajos que requieren estar de pie o sentado durante largos ratos, pues esto provoca un aumento de la sintomatología, así como una mayor evidencia de estas (se ven más). En la Clínica Ferran Solà somos conscientes de que este problema afecta a un porcentaje muy elevado de la población femenina, por eso hemos querido darle especial atención con nuestra Unidad de Cirugía Vascular.

Causas

Entre las principales causas de la aparición de varices destacan tres.

Válvulas congénitamente defectuosas. Las válvulas son responsables de hacer circular la sangre hacia el corazón y si no funcionan de forma correcta, la sangre se acumula en la vena provocando hinchazón.

La tromboflebitis causa el mismo efecto. En este caso, se trata de trombos o coágulos que dificultan la circulación. Esta situación puede darse, por ejemplo, tras largos periodos de reposo en cama.

El embarazo. Las varices que aparecen durante el período de gestación son secundarias y tienden a desaparecer después del parto.

Manifestaciones clínicas más comunes:

  • Pesadez de piernas.
  • Aparición de varices con venas visibles.
  • Edema.
  • Hinchazón.
  • Aparición de dolor.
  • Calambres.
  • Sensación de acorchamiento.
  • En fases más más avanzadas de la enfermedad pueden aparecer úlceras venosas, dermatitis ocre (oscurecimiento de la piel), o el sangrado en varices complicadas.

Nuestros servicios de Cirugía Vascular