Saltar al contingut

Contacta Facebook Google plus Instagram

Lipofilling

lipofilling

El Lipofilling consiste en extraer grasa del propio organismo, filtrarla y utilizarla como material de relleno en otras partes del cuerpo, tales como mama, cara, manos… y en general para corregir cualquier defecto en cualquier zona del cuerpo. El lipofilling es un procedimiento que se realiza bajo anestesia general, a través de microincisiones; con cánulas muy finas se extrae la grasa de las zonas dadoras como abdomen, cartucheras, flancos, muslos… (siendo la de mejor calidad la del abdomen). Una vez extraída, siempre con el más alto grado de esterilidad y sin tocar nunca la grasa ni ponerla en contacto con el aire ambiental, se somete a un proceso de filtración y lavado dónde se extraen las impurezas, los fluídos sobrantes y los enzimas lipolíticos, quedándonos grasa limpia de alta calidad preparada para ser inyectada en la zona receptora, lo cuál se realiza mediante incisiones puntiformes y con microcanulas.

Con todo ello conseguimos un beneficio máximo para el/la paciente. Se le extrae la grasa de las zonas de acumulo no deseado –al igual que en las liposucciones realizadas con finalidades estéticas– y se rellenan defectos de todo tipo, causa y etiología, sin cicatrices y con una recuperación rápida y poco dolorosa.

El número de sesiones necesarias dependerá del tamaño del defecto a tratar. Hay que tener en cuenta que por cada 1000 cc de grasa extraída solo podremos aprovechar 250 cc y, de éstos, un porcentaje variable en función de la zona y del metabolismo del paciente se reabsorverá. El resultado definitivo será a los tres meses después del lipofilling, no siendo aconsejable realizar una nueva sesión antes de los 6 meses.

El post-operatorio es sencillo, no especialmente doloroso, debiendo utilizar faja en la zona dadora, guardar reposo relativo y tomar antibióticos por vía oral, pudiendo reincorporarse a su lugar de trabajo a los 7 días.

El horizonte de aplicaciones de esta revolucionaria técnica se amplia cada día más, de ser una técnica desarrollada inicialmente para corregir la pérdida de grasa facial en los pacientes de HIV+, pasó a utilizarse para corregir defectos mamarios y para post-tratamiento conservador en cáncer de mama, y ahora se usa también en cirugía estética para realizar aumento de mamas sin implantes de silicona, aumento de glúteos, relleno de arrugas, rejuvenecimiento de las manos y asi un sinfín de nuevas aplicaciones.