Saltar al contingut

Contacta Facebook Google plus Instagram

Psicología Clínica

Los profesionales de la Clínica Ferran Solà trabajamos de forma coordinada para favorecer una mayor eficacia en el proceso terapéutico individualizado de cada paciente, y en base a una metodología eficaz durante todo el proceso de atención y tratamiento terapéutico.

El trabajo realizado por nuestra especialista en Psicología Clínica tiene como objetivo principal mantener el rigor científico y la calidez humana, por este motivo en Clínica Ferran Solà seguimos protocolos de evaluación e intervención terapéutica individualizados y adaptados a les necesidades de cada paciente, teniendo en cuenta tanto modelos terapéuticos cognitivos conductuales como sistémicos y psicodinámicos.

En primer lugar, realizamos una primera visita en la que se recibe y se acoge a la persona para realizar un buen análisis de la demanda y/o malestar emocional, para pasar después, en el caso de que fuera necesario, a una evaluación psicológica que nos aporte información complementaria mediante pruebas estandarizadas y seleccionadas en función de la causa de la consulta.

En general, nuestros tratamientos psicológicos son de una duración de entre 2 y 12 meses, según la severidad y malestar emocional asociados. Inicialmente, comienzan con sesiones semanales de una hora de duración y, cuando aparecen las mejoras, las espaciamos a sesiones quincenales.

En nuestra clínica trabajamos la especialidad de Psicología Clínica con adultos, parejas, familia, niños y adolescentes. La ayuda psicológica no deja de ser un trabajo personal y una inversión de futuro en la propia persona. Es posible que nos encontremos a veces con dificultades, malestar emocional, nuevas preocupaciones o exigencias que no somos capaces de superar nosotros solos; quizás necesitamos parar para escucharnos, mirar a nuestro alrededor o cambiar algo dentro de nosotros mismos.

Algunas de las situaciones en las que en Clínica Ferran Solà podemos ayudarte entre otras son:

  • Mejorar tu estado anímico.
  • Situaciones de estrés.
  • Alteraciones en conducta alimentaria y/o hábitos del sueño.
  • Adicciones y otras conductas que interfieren en la salud.
  • Situaciones de alto impacto emocional y/o estrés postraumático.
  • Problemas relacionales: familiares y/o de pareja.
  • Trabajo en miedo y situaciones que generen pánico.
  • Pensamientos de cariz repetitivo y/o conductas obsesivas.
  • Malestares emocionales centrados en el cuerpo.
  • Acompañamientos en procesos de luto.
  • Enfermedades asociadas al dolor reumático.
  • Situaciones familiares y personales en enfermedades terminales
  • Rasgos de personalidad disfuncionales o que generan malestar.

Nuestros servicios de Psicología Clínica