Saltar al contingut

Contacta Facebook Google plus Instagram

Seguimiento psicológico casos específicos

Hay casos concretos en que el/la paciente necesita de apoyo psicológico como pueden ser:

Reconstrucción post-mastectomía y post-tumoral

La naturaleza de estos casos la atenderemos desde el acompañamiento en otra fase muy importante de la mastectomía, la reconstrucción. Una vez que se ha realizado la mastectomía, hay que empezar por aceptar la nueva imagen. La intervención psicoterapéutica reside en realizar un acompañamiento; es un proceso que, de forma progresiva, lleva a la mujer a la aceptación de su nueva imagen. A la vez, se dan pautas a la pareja para tratar el cambio con naturalidad. Desde la toma de conciencia de los cambios y de la forma en cómo se integran, esta fase de aceptación será más efectiva y le reportará a la paciente un bienestar psicológico.

Las pacientes que mejor se recuperan son las que se implican activamente en su propia recuperación.

Trastorno dismórfico corporal

El trastorno dismórfico corporal (TDC) (anteriormente conocido como dismorfofobia) es un trastorno somatomorfo que consiste en una preocupación importante y fuera de lo normal por algún defecto percibido en las características físicas (imagen corporal), ya sea real o imaginado. Si dicho defecto existe, la preocupación y ansiedad experimentada por estas personas es excesiva, ya que lo perciben de un modo exagerado. El afectado puede quejarse de uno o varios defectos; de algunas características vagas, o de su aspecto en general (global), causando malestar psicológico significativo que deteriora su desempeño social o laboral, hasta el punto de manifestar síntomas ansioso-depresivos severos, el desarrollo de otros trastornos de ansiedad, aislamiento y exclusión social.

En la práctica médica especializada en cirugía estética es común encontrarnos con pacientes que recurren a la cirugía como solución a los problemas psicológicos, al no lograr solucionarlos porque la base es de otra naturaleza, se generan conflictos por parte del paciente ya que las expectativas no han sido cumplidas.

Es importante explorar con el paciente que es lo que está atrás de la insatisfacción exagerada con su cuerpo que no es más que el reflejo de algo más profundo.

La clave está en diferenciar el motivo real de la intervención para obtener la máxima satisfacción.

La colaboración cirujano-psicóloga es fundamental para advertir al/la paciente de los motivos reales de su operación y, en de que se trate de una dismorfofobia, prevenir de los problemas que se generan en estos procesos en los que se requiere psicoterapia.

Cirugía íntima:

La cirugía íntima, y concretamente la labioplastia, es un tipo de intervención con alto grado de satisfacción y, por experiencia, decimos también, con alto grado de preguntas y dudas. Por las características y funcionalidad de la zona, surgen muchas preguntas enmarcadas en la esfera de funcionamiento sexual.