Saltar al contingut

Contacta Facebook Google plus Instagram

Sexología clínica

sexología

Hoy en día, hay evidencias científicas que el área sexual femenina y masculina, por cómo vivimos, nos relacionamos y lo que hemos aprendido, puede sufrir alteraciones que nos provocan alto grado de malestar emocional e interferencias en la relaciones de pareja. Cuando estas no son puntuales, pueden llegar a configurar una disfunción sexual, la cual condiciona el área relacional de pareja, el estado de ánimo, la vivencia de la sexualidad de forma placentera y el estado de salud general que aporta una vida sexual sana y activa.

En la Clínica Ferran Solà os centramos en hacer una evaluación, análisis funcional y diagnóstico de las disfunciones sexuales y diseñar un tratamiento individualizado para restablecer de forma segura y preventiva una sexualidad sana y disfrutada con placer.

Las principales disfunciones sexuales femeninas y masculinas que requieren de tratamiento son:

  • Deseo sexual inhibido o hipoactivo: es la ausencia o disminución del deseo a la hora de tener una actividad sexual.
  • Aversión sexual: asco o repugnancia extrema y continuada hacia las relaciones sexuales, evitando todos o casi todos los contactos sexuales genitales.
  • Trastorno de excitación sexual femenino: es la incapacidad, total o parcial, de mantener la respuesta de lubricación vaginal o la sensación subjetiva de no sentirse excitada ni de experimentar placer durante la actividad sexual.
  • Dispareunia: dolor intenso y molestias antes, durante o después de la relación sexual.
  • Vaginismo: contracciones involuntarias y espasmódicas de la musculatura vaginal de la mujer que dificultan sustancialmente las relaciones coitales, las exploraciones ginecológicas y la introducción del pene o los dedos dentro de la vagina.
  • Trastorno de la excitación sexual en el hombre. Disfunción eréctil: es la incapacidad, total o parcial y continuada, para mantener una erección hasta el final de la actividad sexual. Acompaña la sensación de falta de excitación y placer durante las relaciones sexuales.
  • Eyaculación precoz: es la eyaculación inmediata ante una estimulación sexual mínima y se da antes de que el hombre lo desee. Es importante descartar cualquier causa orgánica que pueda venir derivada de la edad u otras variables físicas.
  • Trastorno orgásmico masculino y femenino. Anorgasmia: es la dificultad o incapacidad para alcanzar el orgasmo a pesar de haber una estimulación adecuada y la ausencia de problemas en la fase de excitación.