Saltar al contingut

Contacta Facebook Google plus Instagram

Varices estéticas

varices-esteticas

Disponemos de la última tecnología para el tratamiento de las varices estéticas sin cirugía. El uso del transiluminador nos permite erradicar el foco de formación de las mismas, punto clave para su eliminación. Esto se combina con las siguientes técnicas:

Escleroterapia

Tratamiento destinado a la eliminación de las varices más pequeñas (arañas vasculares, telangiectasias o varices reticulares).

Consiste en la inyección en la vena de una substancia que irrita el endotelio de la pared venosa. Esto provoca una reacción que anula la misma, quedando un cordón fibroso que tiende a la desaparición.

Existen diferentes tipos de substancias esclerosantes (glicerina, etoxiesclerol), eligiendo en cada caso la más adecuada.

Busca un resultado estético óptimo y no precisa de recuperación posterior.

Se realiza en la misma consulta y el paciente sale andando con una media elástica.

Técnica de la microespuma

Parecida a la técnica anterior.

Se precipita la substancia esclerosante con aire creando una espuma. Con la formación de la misma, aumentamos la superficie de contacto con la pared del vaso permitiendo un tratamiento más efectivo.

Esto provoca una esclerosis más intensa a la vez que se disminuye la dosis de esclerosante inyectada.

Se realiza en la consulta y el paciente sale andando con una media elástica. No precisa de recuperación.

Destinada al tratamiento de las varices pequeñas.

Láser

Esclerosis física que se realiza mediante la emisión de un rayo de luz (láser) que es captado por un solo color.

Las células que contienen ese color (hematíes) captan ese rayo y se destruyen por el efecto calor.

Produce un efecto “abrasivo” sobre las células sanguíneas y el endotelio, eliminando la variz.
Esta técnica se realiza en la consulta y el paciente sale andando con una media elástica. No precisa de recuperación.

Es ideal para el tratamiento de las varices más pequeñas (arañas vasculares).